Olga Poblete, luchadora por la paz

Dentro de la #olafeminista que se está viviendo actualmente en el país, hoy recordamos, en su 110° natalicio, a Olga Poblete, eminente feminista y profesora nacional.

Olga Poblete nació en Tacna, cuando esta se encontraba bajo control chileno, el 21 de mayo de 1908, hija de Luisa Poblete, madre soltera.​

Estudió en el Instituto Pedagógico de la Universidad de Chile, siendo parte de la “Juventud de 1930”, destacado grupo de profesores del país, junto a Mario Góngora, Olga López y Hernán Ramírez Necochea; allí se graduó en 1929 como profesora de Historia, Geografía e Instrucción Cívica.

Olga tuvo una vida activa políticamente, participando en iniciativas de solidaridad en tiempos de guerra y, también, en campañas presidenciales, como la del Frente Popular con Pedro Aguirre Cerda.

No obstante, sus aportes más significativos fueron en la educación y el feminismo.

Olga fue profesora y fundadora del Liceo Experimental Manuel de Salas, primer centro de experimentación para la enseñanza secundaria, actualmente vinculado a la Universidad de Chile; y como la primera catedrática universitaria de América Latina, impartiendo clases de Historia de Extremo Oriente y África en el Departamento de Historia de la Facultad de Filosofía y Educación de la Universidad de Chile.

En tanto, en 1939 fundó, junto a su amiga Elena Caffarena y Graciela Mandujano, el Movimiento Pro-Emancipación de las Mujeres de Chile (MEMCH), donde Olga comenzó a reflexionar sobre el rol de las mujeres en la historia.

«El MEMCH fue para mí una gran escuela de civismo-feminismo. Hasta entonces yo había enseñado Historia en “género masculino”; hablaba de sucesos protagonizados por gobernantes, líderes, escritores, filósofos. Comencé a preguntarme: Y las mujeres, ¿dónde estaban? ¿Qué hacían?»​

En 1940 viajó a Estados Unidos para perfeccionarse en la docencia, sin embargo la guerra y el racismo la hicieron integrarse al movimiento pacifista. Volvió en 1947 con un Magister en Educación de la Universidad de Columbia y un compromiso tal que, cuando en 1948 se crea el Movimiento de Partidarios por la Paz, fue de las primeras en sumarse, siendo nombrada secretaria general; desde ese espacio expuso en diversos foros su tesis, que sintetizaba con la frase “nada de lo humano me es ajeno”.​

En 1952, obtuvo la cátedra de Historia en el Instituto Pedagógico, siendo luego nombrada profesora titular de la Facultad de Filosofía y Humanidades de la Universidad de Chile, donde llegó a ser decana en 1970.​

Escribió libros de enseñanza de Historia Universal, cultura china y numerosas biografías, entre ellas una dedicada a su amiga y camarada Elena Caffarena.

Obtuvo, además, en 1962 el Premio Lenin de la Paz junto a Konstantin Simun (Unión Soviética), István Dobi (Hungría), Faiz Ahmed Faiz (Pakistán), Kwame Nkrumah (Ghana), Pablo Picasso (España), Georgi Traikov (Bulgaria) y Manolis Glezos (Grecia).

Tras el golpe de Estado, Olga, con 65 años, comenzó a organizar diversas iniciativas, como “canastas alimenticias” para obreros, charlas y exposiciones

En 1990 escribió su último ensayo «La Guerra, La Paz, Los Pueblos».

Murió en Santiago de Chile el 17 de julio de 1999.

Print Friendly, PDF & Email

Comentarios recientes

    Deja un comentario

    A %d blogueros les gusta esto: